ESPAÑA » Alergias respiratorias » El asma

El asma

El asma es una enfermedad que se caracteriza por crisis recurrentes que provocan disnea paroxística y respiración sibilante, ambas reversibles con el uso de broncodilatadores.

Esta enfermedad se debe a una inflamación de las vías respiratorias que produce hiperactividad bronquial. La crisis de asma es un estrechamiento de los bronquios causado por la constricción de los músculos lisos bronquiales, por un edema inflamatorio de la mucosa bronquial y por la hipersecreción de moco. La crisis reduce la cantidad de aire expirado y, en menor medida, el aire inspirado. La Iniciativa Global para el Asma (Global Initiative for Asthma o GINA) propone 4 niveles de gravedad del asma. Cada nivel vincula estrechamente las características clínicas a los parámetros funcionales, lo que permite precisar el diagnóstico y elaborar una estrategia de tratamiento terapéutico adaptado a cada escalón. Esta clasificación se revisa de forma periódica. La última versión data de 2006.

Clasificación del asma por niveles de gravedad(1)

Característica

Controlada (todos los siguientes)

Parcialmente Controlada (alguna medida presente en una semana)

No Controlada

Síntomas en horas del día

Ninguna (dos veces o menos por semana)

Más de dos veces por semana

Tres o más características de Parcialmente Controlada por semana

Limitaciones en Actividades

Ninguna

Alguna

Síntomas Nocturnos

Ninguna

Alguna

Necesidad de un Aliviador / Tratamiento de Rescate

Ninguna (dos veces o menos por semana)

Más de dos veces por semana

Funcción Pulmonar

Normal

<80% Predecible o el mejor personal (si conocido)

Exacerbaciones

Ninguna

Una o más por año

Una por semana

No siempre es fácil diagnosticar el asma en los niños. De hecho, algunos trastornos como la tos espasmódica o los síntomas de asma de esfuerzo presentan equivalencias con el asma. El 60% de los adultos asmáticos han padecido asma en la infancia. En la adolescencia desaparecen de un 30 a un 50% de los casos de asma, pero con frecuencia ésta reaparece en la edad adulta. Incluso en ausencia de sintomatología, la función respiratoria puede seguir siendo anormal.

El hecho de que los pacientes presenten un nivel de control del asma muy inferior al que podrían alcanzar con los medios terapéuticos existentes se debe a que conocen mal su enfermedad. Un estudio europeo realizado con 1.000 pacientes asmáticos(2) tratados por neumólogos revela que sólo el 25,6% de los enfermos tiene un conocimiento global del asma (órgano enfermo, persistencia de la enfermedad en los periodos comprendidos entre las crisis, presencia de inflamación crónica vinculada a la broncoconstricción).

[1] Bateman ED. et al. Global strategy for asthma management and prevention: GINA executive summary. Eur Respir J. 2008 Jan; 31 (1): 143-78.
[2] Liard R et al. Rev Fr Allergol Immunol Clin 2001, 41 (Suppl. 1) :3-14