ESPAÑA » Inmunoterapia con alérgenos

Inmunoterapia con alérgenos

La inmunoterapia con alérgenos, denominada comúnmente "desensibilización", está indicada en la hipersensibilidad inmediata o alergia dependiente de IgE y se manifiesta con rinoconjuntivitis o asma.

El objetivo de la inmunoterapia con alérgenos es reducir al mínimo la intensidad de los síntomas asociados a la exposición del paciente sensibilizado al alérgeno causante de su enfermedad. Gracias a la administración de dosis crecientes del/de los alérgeno/s responsable/s de su patología, el paciente irá tolerando el contacto con dicho alérgeno.

La OMS ha reconocido que la inmunoterapia con alérgenos es el único tratamiento capaz de modificar el curso natural de la enfermedad alérgica [1].

La inmunoterapia es el único tratamiento que cura la alergia a los venenos de himenópteros (abeja, avispa), la cual, si no se trata, conlleva un riesgo vital para el paciente.

La inmunoterapia con alérgenos cuenta actualmente con un consenso internacional tanto en lo relativo a las indicaciones como a las contraindicaciones como a las distintas vías de administración. En el año 2001, el consenso ARIA (Allergic Rhinitis and its Impact on Asthma)  define claramente el papel de la inmunoterapia con alérgenos en el tratamiento de la rinitis alérgica [2].

Existen dos vías de administración:

  • La vía subcutánea: es la vía de referencia de la inmunoterapia específica y su eficacia está ampliamente documentada. Consiste en inyectar el alérgeno bajo la piel, en la cara exterior del brazo, entre el codo y el hombro. Las inyecciones deben ser administradas por alergólogos (por lo menos al inicio del tratamiento) y el paciente debe permanecer en observación durante, al menos, 30 minutos.
  • La vía sublingual: es una vía con una tolerancia muy alta y menos molesta y su eficacia es comparable a la de la vía subcutánea. La administración se efectúa en el propio domicilio, por la mañana y en ayunas, depositando directamente bajo la lengua y por espacio de 2 minutos un determinado volumen (gotas o aplicaciones) de la solución con el/los alergeno/s.

La inmunoterapia con alérgenos actúa más allá del proceso inflamatorio alérgico puesto que detiene la evolución de la rinitis hacia el asma. Además, su efecto terapéutico persiste durante mucho tiempo después de interrumpir el tratamiento. Por último, la administración de alérgenos por vía sublingual reduce en gran medida los riesgos de la inmunoterapia clásica, lo que permite indicarla a un número mayor de pacientes.

 

[1] Bousquet J, Lockey R, Malling HJ. WHO position paper. Allergen immunotherapy: therapeutic vaccines for allergic diseases. Allergy 1998; 53 (44 suppl):1-42
[2] Bousquet J, Van Cauwenberge P, Khaltaev N; Aria Workshop Group.; World Health Organization. Allergic rhinitis and its impact on asthma. J Allergy Clin Immunol 2001 Nov;108(5 Suppl):S147-334

Al principio